10 razones calefaccion eléctrica

Calentador radiante: ¿electricidad o gas?

10 razones que hablan a favor de una calefacción eléctrica radiante

Después de un crudo invierno, el verano se aproxima. En las actuales circunstancias cada vez pasamos más tiempo al aire libre y muchos restaurantes, cafeterías, bares y negocios de atención al cliente han instalado sus mesas al aire libre.

Sin embargo, por la noche todavía hace bastante frío, por lo que a menudo se utilizan diferentes tipos de calentadores para mantener una temperatura agradable. A continuación, se presentan diez razones por las que un calentador eléctrico radiante es preferible a un calentador de gas.

1. Un calentador radiante eléctrico usa menos energía porque toda la energía se usa para calentar una superficie, que a su vez refleja el calor. En el caso de un calentador que funciona con gas, la energía se utiliza para calentar el aire del ambiente, es decir, la energía necesaria se disuelve literalmente en aire.

2. Un calentador eléctrico también es más seguro que la alternativa de gas. Esto tiene que ver con el hecho de que no se necesitan balones de gas, que por su contenido inflamable siempre suponen un cierto riesgo. Además, a diferencia de la calefacción de patio con gas, no hay llamas a la vista.

3. Otra desventaja es que el gas que se quema en un calentador de patio a gas es sensible a las corrientes de aire. Un calentador eléctrico, por otro lado, se puede instalar en áreas que están expuestas al viento y al clima, ya que no calientan el aire sino los objetos.

4. A diferencia de las alternativas que funcionan con gas, en las que los balones deben cambiarse periódicamente, un calentador eléctrico prácticamente no necesita mantenimiento. Además, las mangueras y válvulas deben limpiarse regularmente para garantizar que el dispositivo funcione correctamente, lo que tampoco es necesario con un calentador eléctrico.

5. Un calentador eléctrico se calienta y otorga calor tan pronto como lo enciende. No tiene que esperar a que el gas caliente el sistema antes de sentir un efecto.

6. En ciertas áreas como terrazas o balcones cerrados con vidrio o con poca ventilación, el suministro de oxígeno para el uso de calentadores a gas puede ser inadecuado, ya que el gas requiere oxígeno para el proceso de combustión para que la llama no se apague. Por otro lado, el oxigeno nos da vida, colocar equipos a combustión nos quita vida.

7. Además, cuando se quema gas, se produce dióxido de carbono, lo que favorece el efecto invernadero. Puede evitar todo esto eligiendo un calentador eléctrico. ¿¿Sabias que un calentador a gas puede emitir 4 toneladas de CO2 en un año trabajando 8 horas diarias??.

8. Los calentadores radiantes eléctricos modernos son extremadamente potentes. Esto simplifica el posicionamiento ya que no ocupan un espacio valioso en la terraza.

9. Los calentadores radiantes eléctricos se pueden instalar directamente debajo de un toldo o una sombrilla. Esto no es posible con un calentador radiante que funciona con gas, ya que no debe haber llamas cerca de textiles u otros materiales inflamables.

10. Además, los costos operativos de un calentador eléctrico son menores. Un cilindro de gas estándar dura aproximadamente medio día antes de que tenga que ser reemplazado. En comparación, el consumo de energía de los calentadores radiantes eléctricos que ahorran energía es significativamente menor en relación con el calor generado. Los ahorros pueden superar el 80%.

Posted in Uncategorized.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *