Cómo seleccionar un calefactor de exteriores por infrarrojo

Un calefactor eléctrico por infrarrojo como inversión inicial es más alta que los clásicos calefactores a gas. Sin embargo, la calefacción por infrarrojo es más eficiente en términos de sensación térmica y consumo de energía.


Debemos evitar fijarnos exclusivamente en el precio para seleccionar el calefactor infrarrojo adecuado para nuestra terraza o negocio. Usualmente, los calefactores de menor precio pueden significar mayores costos de instalación y gastos operativos más altos, además de no generar un calor inmediato cuando enciendes el equipo.


Aquí les entregamos información importante para facilitar la elección del calefactor para ambientes exteriores:
Tipo de onda infrarroja:


Existen tres tipos de onda infrarroja:

  • Onda larga: invisible al ojo humano, con aplicaciones en calefacción de interiores. Calor infrarrojo saludable si el calefactor lo emite en la frecuencia adecuada. La sensación térmica en calefacción de exteriores es casi nula, el equipo debe estar a unos centímetros para poder sentir algo de calor. No funciona en condiciones de viento.
  • Onda media: Se utiliza en espacios cerrados sin viento, al momento de encender el equipo dependiendo de la calidad del calefactor toma hasta un minuto en lograr su 100% de calor. El equipo al encenderse emite una luz naranja. Debido a su baja sensación térmica su consumo eléctrico es más elevado.
  • Onda corta: Ideales para espacios abiertos con viento. En calefactores de buena calidad el calor se produce de manera inmediata. Su inconveniente es que emiten una fuerte luz color naranja.
    Asegúrate que el calefactor para exteriores tenga onda corta. Un equipo de buena calidad emite calor en segundos y calienta una mayor área. Equipos de menor calidad no generan calor inmediato y su cobertura es sustancialmente menor que equipos con este tipo de onda. Podrías terminar requiriendo más equipos para cubrir una misma área de equipos de onda corta.
    Grado de protección IP:
    El grado de protección IP hace referencia al Estándar Internacional IE 60529 sobre la protección de equipamiento eléctrico o electrónico ante materiales extraños como polvo y agua. La primera letra hace referencia a protección contra impurezas como polvo y la segunda protección contra el agua. Esto es relevante en ciudades con mucha lluvia, humedad o polvo para que el calefactor tenga una vida prolongada.
    Por ejemplo, un calefactor IP45 no puede estar en contacto directo con el medio ambiente exterior, un equipo IP55 no puede impedir la entrada de polvo de manera que no interfiera con su normal funcionamiento. Los calefactores deben ser como mínimo grado IP65 o ideal IP67, esto es protección total contra el polvo y directo contacto con chorros de agua o impermeable al agua.
    Emisión de luz:
    Calefactores de baja calidad emiten fuertes cantidades de luz naranja al encenderse lo cual podría echar por la borda la cuantiosa inversión que realizaste en luminarias. Calefactores de buena calidad utilizan tecnología de reducción de luz sin perder calor.
    Estética del equipo:
    El calefactor debe formar parte de la decoración de tu entorno. Existen soluciones que no solo son eficientes en términos de calor inmediato, protección contra la humedad y polvo, además una presentación superior, que van acorde con la inversión que has hecho en tu espacio exterior. No desmerezcas la inversión que has realizado en tus ambientes exteriores con un calefactor de inferior presentación.
    Consumo eléctrico:
    Si compramos equipos de onda larga o media necesitaremos invertir en mas unidades de calefactores y de mayor potencia eléctrica, pero con una sensación térmica inferior. Además, ocasiona un mayor gasto en instalación eléctrica (cables mas gruesos, llaves térmicas mas grandes) y mayor consumo de luz.
    Por ejemplo, un calefactor de onda corta IP67 con tecnología de reducción de luz consume 2kw y un equipo de onda media IP55 sin tecnología de reducción de luz consume 2.5kW, en 5 mil horas de uso significa S/.2,000.00 Soles mas de gasto en consumo eléctrico (Costo promedio kW/h de S/0.8).
    Numero de calefactores por espacio:
    Si utilizas equipos que utilizan una onda infrarroja inadecuada para tus espacios exteriores, terminaras comprando más equipos para lograr la misma sensación térmica de equipos que utilizan onda corta.
    En ambos casos tu supuesto ahorro en la compra inicial desparece al tener que compras más equipos para calentar un mismo espacio, sin considerar el mayor consumo de luz.
    Calidad de los materiales:
    Puedes asociar la calidad del material de los calefactores por infrarrojo para uso exterior a la garantía del fabricante. Compara la garantía de los fabricantes así como el grado de protección contra la humedad y polvo.

Larbis es distribuidor exclusivo de calefactores eléctricos por infrarrojo de fabricación alemana que cumplen con las más altos parámetro de calidad del mercado europeo. Los equipos para uso exterior ofrecen calor inmediato, generando una sensación térmica superior además de otros beneficios tales como menor consumo eléctrico, mayor área de calefacción, IP 65 o 67, luz imperceptible, control remoto y un diseño atractivo para tus ambientes exteriores.

imagen de  Escoge el calefactor adecuado para tu negocio
Escoge el calefactor adecuado para tu negocio