Sistema de calefacción: ¿Electricidad o gas?

10 razones para comprar un calefactor eléctrico infrarroja

En las actuales circunstancias cada vez pasamos más tiempo al aire libre y muchos restaurantes, cafeterías, bares e inclusive clínicas al cliente han instalado sus sillas o mesas al aire libre.
Estos negocios utilizan diferentes tipos de calentadores para mantener una temperatura agradable para sus clientes. Están interesados en un sistema de calefacción que brinde una sensación térmica superior y bajos costos operativos.
A continuación, se presentan diez razones por las que un calefactor eléctrico infrarrojo es preferible a un calentador de gas.

  1. Un calefactor eléctrico infrarrojo usa menos energía. Toda la energía de este sistema de calefacción se usa para calentar superficies, objetos y cuerpos humanos, que a su vez refleja el calor. En el caso de un calefactor que funciona con gas, la energía se utiliza para calentar el aire del ambiente, la cual se pierde fácilmente por las corrientes de aires en ambientes abiertos.
  2. Un calefactor eléctrico es más seguro que la calefacción de gas. No se necesitan balones de gas, que por su naturaleza inflamable debe manejarse con cuidado.
  3. Un calefactor a gas requiere que los balones de gas se cambien periódicamente. Además, las mangueras y válvulas deben limpiarse regularmente para garantizar que el dispositivo funcione correctamente, a diferencia de los calefactores eléctricos infrarrojos que no necesitan de mantenimiento en caso sean certificados para resistir a la humedad y el polvo.
  4. Un calefactor eléctrico infrarrojo con una lámpara de buena calidad se calienta y genera calor tan pronto como lo enciende. No tienes que esperar a que el gas caliente el aire para sentir el efecto.
  5. En ciertas áreas como terrazas o balcones cerrados con vidrio o con poca ventilación, el suministro de oxígeno para el uso de calentadores a gas puede ser inadecuado, ya que el gas requiere oxígeno para el proceso de combustión para que la llama no se apague.
  6. Los calefactores eléctricos infrarrojos de origen alemán tienen una amplia cobertura de calefacción. Es fácil de instalar y no ocupa un espacio valioso en la terraza. Se pueden instalar directamente debajo de un toldo o una sombrilla.
  7. Los costos operativos de un calentador eléctrico son sustancialmente menores que la calefacción de gas. Un cilindro de gas estándar dura aproximadamente medio día antes de que tenga que ser reemplazado. La reducción en gastos operativos pueden superar el 80%.
    Larbis es distribuidor exclusivo para Latinoamérica de sistemas de calefacción infrarrojo para uso interior y exterior. Pide una cotización
imagen de  Escoge el calefactor adecuado para tu negocio
Escoge el calefactor adecuado para tu negocio