¿Qué sistemas de calefacción para el jardín o la terraza hay?

Básicamente diferenciamos entre dos opciones:
Calefactores por convección a gas y calefactores eléctricos infrarrojos. Ambos tipos tienen sus ventajas y desventajas. Queremos echar un vistazo más de cerca a esto en este artículo y así facilitarle la elección del dispositivo correcto.

El calentador de gas

Como su nombre indica, estas soluciones de calefacción funcionan con gas. Principalmente utilizando una botella de gas GLP de 10 kg.
Los calefactores a gas se se usan a menudo en las terrazas de hoteles y restaurantes y en el jardín o en la terraza. Un quemador de gas quema una mezcla de gas y aire para generar calor que eleva la temperatura del aire en el ambiente.
Es obvio que una gran parte de la energía térmica se pierde inmediatamente cuando fluye hacia arriba, por el menor peso específico del aire caliente. Por lo que, la mayoría de los calefactores de patio tienen una pequeña tapa en la parte superior de la columna de calentamiento, lo que les da la apariencia característica de un hongo. Existen otras versiones en forma de pirámide, pero que trabajan bajo el mismo principio.
El aire caliente generado por el calefactor se presiona hacia abajo a través de la tapa. Pero tan pronto como el aire caliente se eleva por encima de la tapa, o incluso cuando solo hay un viento ligero, se pierde el aire caliente y la sensación térmica.
No deberían usarse calefactores de gas en habitaciones cerradas por consumir oxígeno para la combustión.
Ventajas:
• Se puede usar en casi cualquier lugar al aire libre.
• No requiere una conexión de eléctrica.
• No necesita ser montado en la pared o el techo.

Desventajas:
• El costo del gas es más el doble que el costo de electricidad de un calefactor eléctricos infrarrojo
• Alto consumo de gas durante el funcionamiento continuo en locales comerciales.
• El engorroso intercambio de botellas de gas
• Pobre eficiencia energética por calentar los objetos y personas indirectamente a través del aire caliente.
• El silbido del quemador cerca de una lámpara a gas puede ser desagradable para algunas personas
• Bastante voluminoso y ocupa espacio valioso en la terraza
• Inadecuados para uso en interiores o habitaciones cerradas.

Una alternativa mucho mejor se describe a continuación:

Calefactores eléctricos infrarrojo:

Esta solución de calentamiento es relativamente nueva y desconocida por la mayoría de personas interesadas en sistemas de calefacción.

Siempre que se requiera una sensación térmica superior y bajo costo operativo, los calefactores eléctricos infrarrojo de alta calidad son la mejor opción. Un calefactores de alta calidad se caracteriza por calentar en forma inmediata por el tipo de lampara que utilizan y el diseño del equipo.
La sensación térmica de los sistemas de calefacción infrarrojo es superior a los calentadores convencionales, como los equipos de calentamiento de gas, los calefactores halógenos y ventilador, con resistencia eléctrica. Los calefactores radiantes no calientan el aire de manera constante, sino que transmiten el calor directamente a los cuerpos y objetos.
Cuando enciende un calentador infrarrojo, se siente como si estuviera caminando desde la sombra hacia el sol. Sientes el calor inmediatamente después de encenderlo. Es decir se calienta de manera natural como lo hace el sol hace millones de años.
A muchos clientes felices de esta nueva tecnología de calefacción les gusta describir la sensación térmica superior como «vacaciones con solo presionar un botón».
Las Ventajas de los calefactores eléctricos con la ultima tecnología infrarroja:
• Calor inmediato después del encendido, sin fase de precalentamiento
• Agradable sensación de calor, como el calor del sol.
• No se calienta el aire, sino el cuerpo mismo. Lo que conduce a una sensación de calor inmediatamente perceptible.
• El calor permanece donde se necesita y no sube porque el aire no se calienta.
• La más alta eficiencia en el uso de la energía.
• Aproximadamente un 80% más barato en costos de operación en comparación con los calentadores de patio a gas.
• Manejo simple y sin complicaciones. Enchufa, enciende, disfruta del calor.
• Larga vida útil de las lámparas de calefacción de alrededor de 5.000 horas.
• Ahorro de espacio. Existen diferentes modelos para montaje en pared, techo, sombrillas e inclusive semi fijo utilizando un trípode
• No es necesario desmontarlo ni guardarlo en invierno, pero puede permanecer afuera todo el año. Grados de protección IP67 e IP65, estándar internacional que indica resistencia al polvo y humedad.
Desventajas:
• Se requiere una conexión de alimentación y un enchufe para la operación.
• La inversión inicial es superior al de los calefactores a gas.
Incluso si los costos iniciales son un poco más altos a primera vista … los calefactores eléctricos infrarrojos para jardín y terrazas tienen menores costos operativos que los calefactores a gas. Se compensa en menos de un año el de adquisición más alto.
Importante: asegúrese de seleccionar alta calidad. Utilizan lámparas que calientan de inmediato y de mayor duración.

Deja una respuesta

Suscríbete