Seis razones para comprar un sistema de calefacción infrarrojo

Por las actuales circunstancias, pasamos más tiempo al aire libre y evitamos lugares cerrados. Muchos restaurantes, cafeterías, bares e inclusive clínicas han instalado sus sillas y mesas al aire libre para atender a sus clientes a la temperatura deseada.


Cuando baja la temperatura, los establecimientos con áreas de atención al aire libre a menudo utilizan diferentes sistemas de calefacción para mantener una sensación térmica agradable.


La elección de un adecuado sistema de calefacción es fundamental para el éxito de este tipo de negocios. Por un lado, una sensación térmica agradable mantiene a los clientes por más tiempo en su establecimiento, generando un mayor consumo en el caso de restaurantes y bares, e incide en la satisfacción del cliente. Por otro lado, el sistema de calefacción debe optimizar la inversión en equipamiento y minimizar el consumo de energía.

A continuación, se presentan seis razones por las que un calentador eléctrico infrarrojo es preferible a un calentador de gas:

  1. Un calefactor infrarrojo tiene una mayor eficiencia energética porque usa toda su energía para calentar objetos, lo que proporciona una sensación térmica placentera.. En el caso de un calentador que funciona con gas, la energía se utiliza para calentar el aire del medio ambiente, lo cual se pierde fácilmente con los flujos de aire.
  2. Un sistema de calefacción eléctrica infrarrojo es más seguro que la calefacción de gas. No se necesitan cambios de balones de gas, constantes y caros mantenimientos, que por su contenido inflamable siempre suponen un cierto riesgo.
  3. Un calefactor de patio a gas es sensible a las corrientes de aire. Un calentador infrarrojo, por otro lado, se puede instalar en áreas que están expuestas al viento por generar calor a través de los objetos que calienta.
  4. Los balones de gas deben cambiarse periódicamente, en cambio, un calentador infrarrojo no necesita mantenimiento. Además, las mangueras y válvulas de un calentador a gas deben limpiarse regularmente para garantizar que el dispositivo funcione correctamente.
  5. Los calentadores infrarrojos no ocupan un espacio valioso en la terraza. Un calefactor infrarrojo hace el trabajo de dos o tres calentadores de gas. Además, los calefactores eléctricos infrarrojo pueden instalar directamente debajo de un toldo o una sombrilla por sus reducidas dimensiones y peso.
  6. Los costos operativos de un calentador eléctrico son 80% menores que los tipos de calefacción a gas. Además, en un entorno de un restaurante, cafetería o similar, un cilindro de gas estándar debe ser reemplazado durante el día en época de frío cuando lo utilizan en forma ininterrumpida por más de ocho horas.

Cuando selecciones un sistema de calefacción por infrarrojos, es fundamental que prestes atención a tres características de los equipos para asegurar una sensación térmica superior.


Tener presente que no todos los calefactores eléctricos infrarrojos son iguales:


a. Calor inmediato: La calidad de la lámpara y la potencia del equipo determinan si debes esperar varios minutos o solo unos segundos para obtener la sensación de calor que requieres de tu sistema de calefacción. Asegúrate que el equipo haya sido diseñado para calefacción de espacios abiertos y no para espacios cerrados o sin viento.
b. Cobertura: La cobertura del calefactor eléctrico determinará tu nivel de inversión. No te guíes por el precio del equipo. Es posible que termines comprando el doble de equipos de fabricantes con calefactores de menor potencia y/o compres equipos de mayor potencia eléctrica con una menor cobertura, lo cual te lleva a instalaciones eléctricas más costosas y mayor consumo de energía.
c. Color de la lámpara del calefactor: Lámparas de menor calidad emiten una potente luz naranja convirtiéndose en una luminaria no deseada. Equipos de alta calidad se fabrican en base a tecnologías de alta reducción de luz, lo cual permite que los calefactores se mimeticen con el entorno de tu negocio.

Deja una respuesta

Suscríbete