Seis razones para comprar un calentador infrarrojo LarBis

En las actuales circunstancias cada vez pasamos más tiempo al aire libre y muchos restaurantes, cafeterías, bares y negocios de atención al cliente han instalado sus mesas al aire libre.

Por la noche hace bastante frío, por lo que a menudo se utilizan diferentes tipos de calentadores para mantener una temperatura agradable. A continuación, se presentan seis razones por las que un calentador eléctrico infrarrojo es preferible a un calentador de gas.

  1. Un calentador infrarrojo es más eficiente porque toda la energía se usa para calentar una superficie, que a su vez refleja el calor. En el caso de un calentador que funciona con gas, la energía se utiliza para calentar el aire del ambiente.
  2. Un calentador infrarrojo es más seguro que la alternativa de gas. No se necesitan balones de gas, que por su contenido inflamable siempre suponen un cierto riesgo. 
  3. Un calentador de patio a gas es sensible a las corrientes de aire. Un calentador infrarrojo, por otro lado, se puede instalar en áreas que están expuestas al viento y al clima, ya que no calientan el aire sino los objetos.
  4. Los balones de gas deben cambiarse periódicamente, en cambio, un calentador infrarrojo no necesita mantenimiento. Además, las mangueras y válvulas de un calentador a gas deben limpiarse regularmente para garantizar que el dispositivo funcione correctamente.
  5. Los calentadores infrarrojos no ocupan un espacio valioso en la terraza. Un calefactor infrarrojo hace el trabajo de dos o tres calentadores de gas. Además, los calentadores radiantes eléctricos se pueden instalar directamente debajo de un toldo o una sombrilla. 
  6. Los costos operativos de un calentador eléctrico son 80% menores que los calentadores a gas. Además, un cilindro de gas estándar dura aproximadamente medio día antes de que tenga que ser reemplazado.

Deja una respuesta

Suscríbete